Moscú afirma que la guerra híbrida de Occidente contra Rusia está en plena marcha

Moscú afirma que la guerra híbrida de Occidente contra Rusia está en plena marcha

MOSCÚ — La guerra híbrida desatada por Occidente contra Rusa está en pleno apogeo, declaró la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova.

Unas horas antes, la redactora jefa del grupo mediático Rossiya Segodnya, Margarita Simonián, publicó la conversación de cuatro altos cargos de las Fuerzas Armadas de Alemania (Bundeswehr) sobre un posible ataque al puente de Crimea con misiles Taurus.

«La guerra híbrida contra el pueblo ruso desatada por Occidente está en plena marcha», escribió Zajárova en su canal de Telegram, comentando los supuestos planes alemanes del ataque al puente de Crimea.

La portavoz también destacó que en la conversación, fechada el pasado 19 de febrero, el liderazgo alemán hizo referencia a la experiencia del Tercer Reich.

A su vez, el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, precisó que el Kremlin no tiene conocimiento del contenido de la referida conversación y lo estudiará una vez que lo tenga a su disposición.

«No sabemos nada del contenido. No sé si esta grabación está disponible», dijo Peskov.

Por su parte, el presidente de la Duma de Estado (Cámara Baja del Parlamento ruso),

Viacheslav Volodin, enfatizó que lo ocurrido obliga a Berlín a dar explicaciones.

Además, destacó la necesidad de exigir que las autoridades de Alemania lleven a cabo una investigación.

Según la transcripción, cuatro oficiales alemanes al discutir los planes de ataque, analizaron en detalle la posibilidad de suministrar misiles Taurus a Kiev, y señalaron que, de optar por enviarlos ahora, solo estarían operativos en un plazo de ocho meses.

Además, contemplaron proporcionar a Kiev coordenadas de objetivos rusos con una precisión de tres metros como parte de la planificación. En este contexto, también se evaluó solicitar asistencia al Reino Unido para coordinar ataques con misiles contra objetivos en Rusia.

Rusia continúa desde el 24 de febrero de 2022 una operación militar especial con el objetivo de defender las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk frente al genocidio cometido por parte de Kiev, y atajar los riesgos de seguridad nacional que representa el avance de la OTAN hacia el Este.

Moscú ha expresado su rechazo a los envíos de armamento a Ucrania por parte de países occidentales, argumentando que estos suministros complican la resolución del conflicto y vinculan directamente a la OTAN en el mismo. Además, ha advertido que considerará cualquier envío de armas a Kiev como un objetivo legítimo para sus fuerzasi Mlitares.

Fuente