El canciller español tacha de «inaceptable» el ataque israelí contra palestinos mientras esperaban alimentos

José Manuel Albares reclamó que la ayuda humanitaria sea entregada «sin obstáculos».

El canciller español tacha de "inaceptable" el ataque israelí contra palestinos mientras esperaban alimentos

El ataque de Israel que provocó la muerte de más de 100 personas que esperaban alimentos y otro tipo de ayuda humanitaria en Gaza, el 29 de febrero, fue criticado por el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, José Manuel Albares, quien lo calificó de «inaceptable».

En un mensaje publicado en su cuenta de la red social X, el funcionario expresó: «Lo inaceptable de lo ocurrido en Gaza, con decenas de civiles palestinos muertos mientras esperaban alimentos, subraya la urgencia del alto el fuego«.

Además, señaló que «la ayuda humanitaria debe poder entrar sin obstáculos» y que «el cumplimiento del derecho internacional humanitario es obligatorio».

El 28 de febrero, durante una sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, el canciller Albares manifestó que ningún país había ido «tan lejos como España en su apoyo a la paz en Palestina y a la población civil en Palestina», a la vez que aseguró que estaban «muy preocupados por lo que es una auténtica catástrofe humanitaria». «Pedimos un alto el fuego, pedimos el acceso inmediato de la ayuda humanitaria, pedimos la liberación de todos los rehenes», afirmó.

En el ataque israelí, murieron 109 personas que esperaban ayuda alimentaria y 760 sufrieron heridas, reportó el Ministerio de Salud gazatí. Las víctimas se habían congregado cerca de la rotonda de Al Nabulsi, en Gaza, para aguardar a unos 30 camiones de ayuda, pero fueron atacadas a balazos por el Ejército israelí. Después de abrir fuego, los tanques avanzaron y atropellaron a muchos de los cadáveres y heridos.

Por su parte, el corresponsal militar de The Times of Israel, citando a las Fuerzas de Defensa de Israel, sostuvo que la gran mayoría de las 109 víctimas fue atropellada por los camiones.

 

Fuente