Indígenas de Ecuador denuncian a la minera Solaris Resources en Canadá por proyecto en la Amazonía

Indican que la compañía apenas tiene el apoyo de dos de las 47 comunidades del territorio.

Indígenas de Ecuador denuncian a la minera Solaris Resources en Canadá por proyecto en la Amazonía

El Pueblo Shuar Arutam (PSHA), que conforman más de 40 comunidades indígenas de la Amazonía ecuatoriana, denunció este jueves a la minera canadiense Solaris Resources Inc., por el proyecto Warintza que la firma desarrolla en esa región de Ecuador.

La denuncia fue presentada ante la Comisión de Valores de Columbia Británica, al oeste de Canadá y donde tiene la sede la compañía.

El PSHA informó, a través de su cuenta en X, que piden que se investigue a Solaris Resources Inc. «por no revelar continuamente información importante a accionistas sobre proyecto Warintza» en su territorio.

En concreto, de acuerdo con la organización Amazon Watch, con la que los indígenas presentaron la denuncia —además de MiningWatch Canada—, la empresa no ha revelado a los accionistas que la mayoría de las comunidades que componen este pueblo se oponen al proyecto Warintza, que busca la explotación de cobre y oro.

Sin consentimiento de comunidades

Amazon Watch detalla, a través de una nota de prensa, que la minera canadiense apenas cuenta con el apoyo de dos de las 47 comunidades que integran el PSHA: Yawi y Warintz. Esto, agrega, ha causado «división y conflictos internos».

«Es importante señalar que ninguna de estas (dos) comunidades puede entrar en un proceso de consulta o dar consentimiento para tierras que sean parte del territorio colectivo de PSHA. Esto ha tenido implicaciones engañosas para los inversores, sugiriendo que la empresa ha obtenido la licencia social necesaria para operar», menciona Amazon Watch.

La organización señala, además, que el Gobierno de Ecuador no ha consultado al PSHA «como lo exige la Constitución ecuatoriana y las obligaciones internacionales en materia de derechos indígenas», y recalca que, por ende, no se ha obtenido su consentimiento para el proyecto.

Explica que la falta de consentimiento libre, previo e informado pone en riesgo la viabilidad del proyecto y abre la puerta a futuros litigios, «similares a las medidas cautelares que han paralizado proyectos mineros vecinos».

«A pesar del rechazo explícito y continuo de PSHA al proyecto Warintza, Solaris, con sede en Vancouver, ha seguido adelante con sus planes mineros en la Amazonía, una de las zonas con mayor biodiversidad del planeta«, enfatiza Amazon Watch.

La organización menciona que Solaris Resources Inc. también pretende cotizar en la Bolsa de Nueva York en 2024, donde podría enfrentarse a una denuncia similar a la presentada ante la Comisión de Valores de Columbia Británica.

 

Fuente