¿Quién es Magda Chambriard, la ingeniera que debe asumir la presidencia de Petrobras?

El Consejo de Administración de la empresa debe analizar su nombramiento, y de concretarse, será la segunda mujer en la historia de la compañía al mando.

¿Quién es Magda Chambriard, la ingeniera que debe asumir la presidencia de Petrobras?

Propuesta por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, la ingeniera Magda Chambriard, de 66 años, está camino de convertirse en la segunda mujer en liderar la petrolera estatal Petrobras, la mayor empresa de Brasil.

Tras meses de desencuentros por la disputa de dividendos extraordinarios a los accionistas, Lula anunció este martes la destitución de Jean Paul Prates, que fue nombrado en enero del 2023. Su salida supone el sexto cambio de directivo en poco más de 3 años. Las acciones de la estatal se desplomaron este miércoles un 6,73 % en la apertura de la sesión de la bolsa de Sao Paulo.

Los problemas con Prates y el Gobierno se agudizaron en marzo, cuando Petrobras registró un beneficio neto de más de 24.000 millones de dólares, el segundo mejor de su historia.

Prates era un firme defensor de la repartición de dividendos, mientras que el Ejecutivo se mostró en contra, lo que hizo caer el valor de mercado de la estatal. Aunque el Gobierno acabó dando marcha atrás después y aprobó el reparto del 50% de los dividendos extraordinarios, la grieta ya estaba abierta.

Lula considera a los accionistas «dinosaurios» que quieren «todo para ellos y nada para el pueblo».

Principales desafíos

El Consejo de Administración de Petrobras debe analizar ahora el nombramiento de Chambriard, y de concretarse, será la segunda mujer al mando después deMaria das Graças Foster, que se desempeñó como presidenta entre 2012 y 2015.

Licenciada en Ingeniería Civil por la Universidad Federal de Río de Janeiro, Chambriard es especialista en ingeniería de yacimientos, evaluación de formaciones y producción de petróleo y gas.

Chambriard, que en línea con el Gobierno defiende el papel del sector petrolero como motor del desarrollo industrial del país, trabajó durante más de 20 años en Petrobras y fue directora general de la Agencia Nacional del Petróleo, entre 2012 y 2016, durante la administración de Dilma Rousseff.

Ahora uno de sus principales objetivos será demostrar que puede hacer crecer las inversiones de la empresa para aumentar la creación de empleo y evitar un aumento de los precios de los combustibles.

También deberá mantener una fluida comunicación con los bancos y analistas para superar desconfianzas. Su postura sobre la espinosa política de dividendos es otro punto esencial.

 

Fuente