Rusia solicita una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU dedicada a los Acuerdos de Minsk

Rusia solicita una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU dedicada a los Acuerdos de Minsk

ONU  — Rusia solicitó este lunes una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU por el aniversario de la aprobación de los Acuerdos de Minsk suscritos en febrero de 2015 para solucionar pacíficamente el conflicto interno de Ucrania, declaró el representante permanente adjunto de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

«Solicitamos una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para la mañana del 12 de febrero —el aniversario de la aprobación de los acuerdos Minsk II— para recordar a los colegas que el régimen de Kiev y sus patrocinadores perdieron una oportunidad histórica para resolver la crisis interna ucraniana de manera pacífica», publicó el diplomático en su cuenta de Telegram.

Especificó que «durante el encuentro se abordará cómo el Consejo de Seguridad de la ONU no logró realizar una de sus tareas principales de prevenir crisis y conflictos». La reunión, según Polianski, está prevista para las 10:00 hora de Nueva York (GMT-5).

Los acuerdos de Minsk fueron firmados en septiembre de 2014 y en febrero de 2015 con la mediación de Alemania, Francia y Rusia, para una solución política al conflicto entre Ucrania, por un lado, y Donetsk y Lugansk, por el otro.

En diciembre de 2022, la excanciller de Alemania Ángela Merkel confesó en una entrevista que los Acuerdos de Minsk buscaban en realidad ganar tiempo para armar a Ucrania y prepararle para una guerra.

Además, Rusia está preparada para una solución diplomática al conflicto en Ucrania, declaró Polianski.

«Estamos preparados para una solución diplomática a la crisis ucraniana, es decir para que nuestros objetivos y tareas en el marco de una operación militar especial se cumplan por medios diplomáticos», afirmó el diplomático y agregó que Moscú nunca se ha negado a negociar.

Sin embargo, Polianski señaló que ahora los objetivos de la operación especial militar se logran mediante métodos militares, ya que nadie está dispuesto a entablar negociaciones serias con Rusia sobre Ucrania.

Además, el embajador aseguró que Occidente no hizo, ni está haciendo esfuerzos serios para entablar un diálogo con Rusia, en particular la conversación no se lleva a cabo ni en la sede de la ONU en Nueva York ni en el marco de otras organizaciones internacionales.

Rusia continúa desde el 24 de febrero de 2022 una operación militar especial en Ucrania, cuyos objetivos son proteger a la población de un genocidio por parte del Gobierno de Kiev y atajar los riesgos de seguridad nacional que representa el avance de la OTAN hacia el este.

El pacto de granos
Polianski dijo que no nota avance alguno en el cumplimiento de los compromisos asumidos ante Rusia en el marco del pacto de granos.

Anteriormente, el embajador de Rusia ante la ONU en Ginebra, Guennadi Gatílov, informó que la próxima reunión entre los representantes de Naciones Unidas y de Rusia sobre el cumplimiento del memorando relativo a la exportación de cereales y abonos rusos, concertado paralelamente con el pacto de granos, podría celebrarse en febrero.

«Durante un año nos atuvimos al esquema elaborado, esperando notar algunos avances en el cumplimiento de este memorando, que formó parte de un acuerdo concertado en un paquete.

Pero puesto que los países occidentales lo estaban menospreciando y seguían sin hacer nada, dijimos que estudiaríamos cualquier iniciativa nueva —de reanudación de la del mar Negro o cualquier otra— solo en función de la solución de los problemas planteados por la parte rusa en el marco de este memorando», dijo Polianski.

Según el diplomático, lo justo de tal planteamiento fue confirmado, en particular, por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien declaró que «Rusia tiene razones legítimas para estar decepcionada con cómo se cumple el memorando».

«De momento no veo ningún avance en este asunto», subrayó Polianski.

Anteriormente, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo que en el momento actual no hay premisas para reanudar el cumplimiento del pacto de granos, conocido también como «iniciativa de grano del mar Negro»

El pacto de grano fue firmado el 22 de julio de 2022 por representantes de Rusia, Turquía, Ucrania y la ONU, y suponía garantizar la salida de cereales y víveres ucranianos, así como abonos, por el mar Negro desde tres puertos ucranianos.

Era un acuerdo en un paquete, su segunda parte, el memorando Rusia-ONU, preveía el desbloqueo de las exportaciones de alimentos y abonos rusos, la reconexión del banco Rosseljozbank al sistema SWIFT, la reanudación de los suministros de la maquinaria agrícola y piezas de repuesto y el funcionamiento de la tubería de amoníaco Togliatti-Odesa.

Pero esta parte del acuerdo no se cumplía, según denunciaba Rusia, por lo cual el pacto de granos dejó de funcionar el 18 de julio de 2023, después de que Rusia avisara a Turquía, Ucrania y la ONU que estaba en contra de prorrogarlo. Moscú al mismo tiempo señaló que el pacto volvería a funcionar en cuanto se cumplieran las exigencias rusas.

El presidente ruso, Vladímir Putin, dijo anteriormente que las condiciones acordadas para Rusia no se cumplían pese a todos los esfuerzos de la ONU, porque los países occidentales ni pensaban hacerlo, también declaró que el objetivo principal del pacto, que era suministrar los cereales a los países más necesitados, incluidos los de África, tampoco se cumplía y que el grueso de las exportaciones ucranianas se dirigía a países occidentales.

Fuente